Blogia
Pie de Página

Con el alma del revés

Con el alma del revés El sábado estuve viendo "Million Dollar Baby". Es difícil hallar las palabras a la altura para describirla. Es de esas películas que te marcan. No dejan indiferente o vacío. Y no puedes dejar de pensar en ella ni muchas horas después.

Te sumerjes en la historia desde el primer plano, desde la primera palabra pronunciada. Todo es maravilloso. Esas tomas de claroscuro, figuras en la sombra, donde sólo las palabras y los sentimientos importan. La historia hecha de historias, el calado de los personajes a los que ya sientes como tuyos, la increíble interpretación de los actores, la dirección magistral de Eastwood, y hasta la música de la que él mismo se encarga.

Una película que deseas que no se acabe nunca, porque quieres que Maggie, Frankie y Scrap sigan formando parte de tu vida. No quieres decirles adiós. Una película en la que te dejas, como dijo una amiga, un trocito del corazón.

Precisamente el sábado decía Teófilo Necrófilo que era una película de las llamadas a arrasar en los Oscar. Espero que sea así, pero si no lo consigue, que Eastwood, Swank y Freeman sepan que tienen mi reconocimiento para siempre. Con estatuillas o sin ellas, es una magnífica obra de arte.

Porque pocas veces una película te retuerce el alma como lo hace ésta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres